BRIHUEGA EL UNIVERSO DE LA LAVANDA EN LA ALCARRIA

LA OLMA DE ARANZUEQUE, GUADALAJARA, ASPIRA A SER 'ÁRBOL DEL AÑO 2024' 


26/12/2023

Tras pasar la criba a nivel europeo, este ejemplar "singular" y "especial" está entre los diez candidatos de toda España que optan a ganar el concurso de Bosques sin Fronteras.

 

Aunque un tanto vencida con el paso de los últimos años, la olma de Aranzueque se alza majestuosa en la Plaza de este acogedor pueblo de la Alcarria Baja, en plena vega del río Tajuña.

 

Con sus 25 metros de alto y 4,6 de perímetro, este ejemplar centenarioaspira a convertirse en 'Árbol del Año 2024', siempre y cuando se imponga a los otros 10 candidatos de toda España que compiten en el concurso del Árbol y Bosque del Año en España, convocado por la ONG 'Bosques sin Fronteras', con la colaboración del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

 

"La olma de Aranzueque es la joya de la Corona", afirma orgulloso el alcalde, Andrés Martínez, considerando que, más allá de "cuidarla y tenerla como emblema de Aranzueque", presentarse a este concurso es "dar un paso más al frente" para"intentar publicitarla y que la gente vea que es la única que queda de su especie ahora mismo en España".

 

Efectivamente, la olma aranzuequeña, cuyo origen se data en 1840, ha sobrevivido a la grafiosis, una terrible enfermedad causada por el hongo Ceratocystis Ulmi, que terminó con la vida de millones de olmos en Europa y Norteamérica. 

 

Por eso, el primer edil es consciente de que poder contemplarla a día de hoy en la plaza de su municipio "es una mezcla de suerte" y del trabajo "de un servicio que viene regularmente a vigilarla y la cuidan exactamente igual que a una persona: la ponen sus medicamentos y la van a hacer una actuación para que no se siga torciendo y eso es lo que ha hecho que se vaya manteniendo y que no haya corrido la misma suerte que el resto de árboles de su especie".

 

Aún con todo, el tiempo no pasa en balde y, tal como lamenta el regidor, "cada vez vemos que le cuesta más recuperarse de las distintas enfermedades que pueda tener", especialmente teniendo en cuenta que "está aislada", sin poder recibir la ayuda de otros árboles, "porque ya sabes que los árboles se ayudan unos a otros".

 

Quizás, aparte de este tratamiento sanitario acertado, puede que la longevidad de la olma de Aranzueque tenga algo que ver con el cariño que le prodigan las gentes del pueblo. No en vano, a lo largo de generaciones, este árbol generoso ha sido y es centro de reuniones y de celebraciones, incluso protagonista de jornadas festivas, como el 'Día de la Olma', que se realiza "en enero o en febrero, aunque este año estamos pensando en retrasarlo un poco más para que coincida con el comienzo de la primavera, porque es cuando está espectacular".

 

Una comida popular y talleres de fabricación de pulseras o camisetas, cuya venta se destina a recaudar dinero "para invertirlo en su cuidado", son algunas de las actividades que componen esta jornada con la que los vecinos de Aranzueque rinden homenaje a su querida olma.

 

Los ganadores se darán a conocer el 27 de diciembre.

Copyright. Todos los derechos reservados.

Necesitamos su consentimiento para cargar las traducciones

Utilizamos un servicio de terceros para traducir el contenido del sitio web que puede recopilar datos sobre su actividad. Por favor, revise los detalles y acepte el servicio para ver las traducciones.