BRIHUEGA EL UNIVERSO DE LA LAVANDA EN LA ALCARRIA

BRIHUEGA LA RIQUEZA DE SU ARQUITECTURA POPULAR 


25/02/2024

La arquitectura popular de Brihuega, es un reflejo de la estructura típica de los núcleos urbanos de la Alcarria. Se caracteriza por sus calles estrechas y sinuosas, que están protegidas por aleros, balcones y arquillos que comunican las calles entre sí. Algunas de estas calles suelen ser porticadas, especialmente en la confluencia con las plazas, que también suelen estar porticadas.


En Brihuega se pueden encontrar importantes restos de soportales en lugares como la Plazuela de Herradores, la Calle de las Armas, los portales de Chapero, la Calle Mayor y la Plaza del Coso


Los materiales constructivos utilizados en la arquitectura popular de Brihuega son principalmente la piedra, la madera y el barro, a menudo mezclados. La piedra se utiliza en la parte inferior de las construcciones para cimentar y aislar de la humedad, mientras que el tapial y los adobes se emplean para formar grandes bloques de tierra y para tapar huecos y vanos


Además de la arquitectura popular, Brihuega cuenta con ejemplos notables de arquitectura civil e industrial, como la Real Fábrica de Paños de Brihuega, que es uno de los más relevantes ejemplos de la arquitectura industrial del siglo XVIII en España. 


Esta fábrica fue creada por una Real Cédula expedida por Fernando VI en 1750 y su diseño fue obra del arquitecto Manuel de Villegas. La fábrica se levantó dentro del recinto amurallado de la ciudad y su última intervención arquitectónica data de alrededor de 1786.


 Otros ejemplos de arquitectura popular y civil en Brihuega son, entre otros:


 La Real Cárcel de Carlos III: Situada en la Plaza del Coso, este edificio histórico es un claro ejemplo de la arquitectura civil de la época de Carlos III.

La Casona de los Gómez: Una casa nobiliaria del siglo XVIII que destaca por su estilo renacentista y los escudos nobiliarios en su fachada.


El Ayuntamiento: Ubicado en la plaza mayor de la villa, el edificio del Ayuntamiento es otro ejemplo significativo de la arquitectura civil de Brihuega.


Las Cuevas Árabes: Construidas entre los siglos X y XI, estas cuevas forman un laberinto de galerías y túneles que recorren el subsuelo de Brihuega, utilizadas en épocas de asedio como vía de escape al exterior de las murallas.


La Plaza de Toros: Conocida como “la Muralla”, fue construida en 1965 y es la plaza más grande de la provincia de Guadalajara. Su construcción se realizó en tan solo 200 días y fue inaugurada con la presencia de diestros de renombre.


El Rollo o Picota: Monumento del siglo XVI de granito tallado, que simbolizaba el carácter de villa de Brihuega y no de aldea.


Iglesia de San Felipe: Construida en el siglo XIII, es una de las construcciones más bellas de la villa, con un estilo románico de transición al gótico.


Santa María de la Peña: Destaca por su carácter netamente cisterciense y por ser una de las iglesias más emblemáticas de Brihuega, con elementos arquitectónicos que sobrepasan lo tradicional del siglo XIII en la Alcarria, y la Iglesia de San Simón recientemente recuperada.


Estos edificios, entre otros, no solo son representativos de la arquitectura popular de Brihuega, sino que también cuentan historias de su pasado, reflejando la importancia histórica, cultural y social de esta villa a lo largo de los siglos. 

Copyright. Todos los derechos reservados.

Necesitamos su consentimiento para cargar las traducciones

Utilizamos un servicio de terceros para traducir el contenido del sitio web que puede recopilar datos sobre su actividad. Por favor, revise los detalles y acepte el servicio para ver las traducciones.