BRIHUEGA EL UNIVERSO DE LA LAVANDA EN LA ALCARRIA

LA IGLESIA DE LA VIRGEN DE LOS LLANOS DE YELA, BRIHUEGA


03/03/2024

La iglesia parroquial, de la Virgen de los Llanos, en Yela, es una iglesia románica que, según los expertos, data del siglo IX hasta finales del siglo XII, se encuentra situada en el centro del pueblo de Yela, con su fachada y el pórtico orientados hacia la plaza, durante la guerra civil de 1936 fue totalmente destruida y doce años después del final de la misma se reconstruyó.

 

Solamente han sobrevivido del original de la iglesia, la espadaña y los muros; el resto es una reconstrucción muy discutida entre los investigadores. Tiene planta única rectangular, rematada en presbiterio de tramo recto y ábside semicircular. A los pies se sitúa la espadaña y en el lado sur del presbiterio la sacristía, de planta rectangular.

 

La espadaña consta de dos cuerpos de sillares toscamente labrados, el superior, más estrecho, se remata en triángulo y tiene dos huecos en arco de medio punto para las campanas. A lo largo de los muros de mediodía y poniente se sitúa la galería porticada, reconstruida tras la guerra civil. 

 

El cronista Francisco Layna Serrano, que en su libro El Románico en la provincia de Guadalajara detalla cómo era en 1936, antes de la contienda. Se encontraba tapiada en todos sus arcos, y en la parte de poniente los vecinos habían construido la casa del párroco. Tenía doce arcos en el muro meridional sobre zócalo y volteados sobre columnas sencillas de decoración foliácea.

 

Contaba con tres accesos, uno a poniente, otro entre grandes pilastras en el muro meridional y un tercero que servía también de paso a la sacristía. Solo una fina moldura que recorría los arcos servía de elemento decorativo de la galería. 

 

Sin embargo, contaba con ornatos singulares como la hilera de canecillos sobre el alero del acceso central, que representaban animales (como conejos y cabezas de jabalí) o figuraciones de hombres y mujeres de difícil identificación.

La portada también fue destruida, y la que ahora nos encontramos en el muro sur es de nueva construcción. Se trata de una réplica de menor tamaño de la portada de Santa Clara, de Molina de Aragón. 

 

En origen sería más sencilla, la cabecera se constituye en testero recto y ábside semicircular. En el tramo curvo del ábside vemos un vano enrejado; en su interior guarda un arco de medio punto en derrame.

 

El presbiterio se cubre con bóveda de cañón apuntada y se une al ábside mediante un arco fajón, también apuntado, en sillar visto, como el arco triunfal. El ábside se cubre con bóveda de cuarto de horno.

 

A los pies se sitúa el coro, de madera en la parte superior, y un pequeño habitáculo de cristal donde se localiza el baptisterio en la actualidad. En origen se construyó en el siglo XIII, aunque de esa época solo nos haya llegado la planta, ábside, portada norte y espadaña. 

 

De mediados del siglo XX, por la devastación sufrida en la guerra civil, se conserva la galería y la portada meridional.

Copyright. Todos los derechos reservados.

Necesitamos su consentimiento para cargar las traducciones

Utilizamos un servicio de terceros para traducir el contenido del sitio web que puede recopilar datos sobre su actividad. Por favor, revise los detalles y acepte el servicio para ver las traducciones.